Caso de estudio: un audio claro y sin errores para aprender a impartir justicia

Con la entrada en vigor, hace cerca de dos años, del sistema de justicia penal acusatorio de Jalisco, la Universidad Panamericana de Guadalajara (UP) está a la vanguardia tecnológica con su  Sala de Juicios Orales.

En la acción de administrar justicia asuntos como la claridad y la limpieza del audio de los hablantes deben ser tratados con extremo cuidado, pues de ello puede depender el futuro, la libertad y los asuntos legales de seres humanos.

Y por ello, la Universidad Panamericana de Guadalajara, en procura de ofrecer una formación de calidad a sus estudiantes de Derecho, diseñó, construyó y puso en servicio la Sala de Juicios Orales, un recinto que ofrece todas las herramientas de infraestructura, técnicas y tecnológicas, para que los estudiantes ensayen en su rol de abogados defensores, jueces o fiscales.

La Sala de Juicios Orales es un espacio de 128,81 metros cuadrados que cuenta con 52 lugares para asistentes, cabina de control para audio y video, espacio para la defensa, para el Ministerio Público, el secretario, testigo e invitados, además de los tres espacios para los jueces.

El diseño, la instalación y la integración del sistema audiovisual estuvieron a cargo de la compañía Viewhaus, empresa con la que la institución académica trabaja hace más de diez años: “Cuando decidieron llevar adelante este proyecto, para la UP era fundamental que los sistemas audiovisuales de esta sala estuvieran a la altura del resto de los sistemas de este tipo que hay en el campus. Allí hay cerca de medio centenar de micrófonos y todos son de Shure, una marca que aman por su desempeño, calidad y fidelidad”, explica Salvador González Murillo, gerente de proyectos e instalaciones de Viewhaus.

Así mismo, el ejecutivo comenta que algunos de los principales requerimientos que la UP hizo para esta instalación estuvieron relacionados con el sistema de audio. “En primer lugar, era fundamental que el desempeño de la sala fuera excepcional. Que el audio fuera completamente entendible ya que el juicio oral se basa, en gran parte, en el entendimiento de lo que dicen los participantes, de tal manera que el audio debe ser completamente claro. Una condición adicional fue que tanto en el momento de la grabación como en el de la reproducción fuera posible separar e individualizar las voces de quienes intervenían en el proceso para escucharlos uno a uno”.

A pesar de que en una sala de juicios orales no es habitual encontrar micrófonos inalámbricos, la UP solicitó para su sala que toda la microfonía que se instalara fuera completamente inalámbrica, pues precisaban de libertan de movimiento y determinaron que era de suma importancia que el audio estuviera libre de cualquier interferencia, contaminación o interrupciones.

Solución

Los profesionales de Viewhaus encontraron en la línea de micrófonos Microflex Wireless de Shure la mejor solución para atender la totalidad de los requerimientos entregados por la institución académica, por lo que en la sala se instalaron 11 micrófonos. “Estos equipos son completamente fiables, no tienen problemas de intermodulación ni de cortes”, indica González.

Ocho de los 11 micrófonos corresponden a la referencia MXW8. Se trata de un transmisor de base tipo cuello de ganso que permite hasta nueve horas de uso continuo con baterías de iones de litio internas y cuenta con un puerto de carga USB. Ofrece una respuesta en frecuencia amplia para lograr una transmisión clara de la voz y al tener el interruptor de energía oculto evita que se interrumpa la señal de forma accidental. Del mismo modo, cuenta con un botón de silenciamiento programable y su rango de cobertura confiable alcanza los cincuenta metros.

Por otra parte, se utilizaron dos micrófonos MXW2 de mano y uno de solapa. Los equipos de esta referencia captan a la perfección el rango de audio completo y esto permite que la comunicación sea clara y precisa. Se trata de equipos que están diseñados especialmente para conferencias y cuya apariencia es elegante y de bajo perfil para que pasen inadvertidos en entornos audiovisuales.

Resultados

En su momento, durante la ceremonia de inauguración de la Sala de Juicios Orales de la Universidad Panamericana de Guadalajara, el director de la Facultad de Derecho, doctor Isaías Rivero, declaró que la Universidad supo visualizar la conveniencia de que el estudiante se prepare desde su época estudiantil para enfrentar la realidad; que tenga contacto directo con las prácticas a las que se verá enfrentado una vez esté en el mercado laboral. Por ello, enfatizó, “nos dimos a la tarea de construir un aula que no se diferencia de cualquier tribunal avanzado en cuanto a espacios y tecnología, que permitan capacitación in situ de nuestros alumnos para que puedan desarrollar estas habilidades como fiscales, defensores o juzgadores”.

Tras la evidente satisfacción de los representantes de la institución académica, al pasar más de un año de la apertura y puesta en funcionamiento del recinto, el ejecutivo de la compañía instaladora, Salvador González, comenta que una de las mejores respuestas que pueden obtener por parte de la institución es no tener ninguna queja: “No hay ninguna objeción, ningún alegato se corta, no hay pérdida de señal y todo se entiende. Entonces más que tener una retroalimentación de quejas, hemos tenido cero respuestas negativas. A más de un año de estar en operación, no hemos recibido una sola queja por parte de la Universidad”, aclara.

Con más de treinta años trabajando con los equipos de Shure, González es enfático al explicar que su fidelidad hacia la marca está estrechamente ligada a la calidad del producto. “Son equipos durables, confiables y con una inmejorable respuesta”, concluye.