Universidad de Sydney, Australia

La Universidad de Sydney se "prepara para la era digital" con 340 canales de sistema inalámbrico digital Shure ULX-D

La segunda universidad más grande de Australia cuenta con eficiencia del espectro, control de red de área extendida y monitorización remota de Shure.

"Es la simplicidad del diseño, como enciendes y apagas los transmisores. Tenemos una gran variedad de usuarios, desde estudiantes hasta profesores, que pueden o no tener conocimientos técnicos."

Jason Wheatley, Administrador de Servicios Interactivos de Aprendizaje de la Universidad de Sydney  

A medida que se acerca el plazo del 1 de enero de 2015 para que la mayoría de los usuarios actuales de dispositivos de audio inalámbricos desocupen su espectro en virtud del proceso de Reorganización del Dividendo Digital que se está aplicando en Australia, la Universidad de Sydney ha trazado cuidadosamente su estrategia de salida con Shure y el integrador Rutledge AV. Al tratarse de un usuario gigante de dispositivos de radio frecuencia en espacios de enseñanza y actuación, la Universidad enfrentó la enorme tarea de reemplazar todos sus micrófonos inalámbricos, que están a punto de convertirse en ilegales e inutilizables.

Necesidades del Cliente

"Para una universidad del tamaño de la nuestra, las leyes de cambio de frecuencia del gobierno implicaron un gran problema", señaló Jason Wheatley, Administrador de Servicios Interactivos de Aprendizaje de la Universidad de Sydney. "Después de agregar toda la mano de obra necesaria, el presupuesto alcanza el millón de dólares. Es una gran inversión, por lo tanto hemos evaluado todas las opciones con mucho cuidado durante un largo período".

Jason y el equipo no solo debieron reemplazar la totalidad del equipamiento existente, sino que además tuvieron que tener en cuenta los nuevos edificios, como el recientemente inaugurado Charles Perkins Centre, un espacio de investigación y enseñanza colaborativa dedicado a reducir el impacto de la obesidad, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

"Esta fue una oportunidad y un desafío para poner a prueba lo que había en el mercado", continuó Jason. "Los nuevos micrófonos iban a tener que vivir en una nueva y más concurrida zona del espectro inalámbrico. Queríamos tener la confianza de que el equipo que eligiéramos tuviera la flexibilidad para trasladarse a otra área del espectro en caso de que hubiera algún problema, y que tuviera suficientes canales disponibles como para cambiar las cosas y salir de cualquier apuro".

Solución

Después de un largo proceso de evaluación y pruebas, la Universidad invirtió en 340 canales de sistemas inalámbricos digitales Shure ULX-D. "Nos decidimos por el ULX-D principalmente por su flexibilidad en el nuevo entorno de radio frecuencia", explicó Jason. "Sentimos que algunos aspectos de los cambios son aún desconocidos, y nuestras aplicaciones son de misión crítica en los espacios más grandes. También queríamos las funciones de red, que nos permita contar con capacidades de monitoreo y comunicaciones. Este sistema nos permite tratarlo como una flota apropiada de equipos de empresa. Tenemos un equipo pequeño y una gran universidad; dentro de las posibilidades, preferimos sistemas de control remoto a fin de evitar tener que ir personalmente a los sitios cuando hay que arreglar algo.

Resultados

También se destacaron las consideraciones de consumidor final durante un período de prueba en vivo. La operación de algunos productos de la competencia resultó confusa, a diferencia de los transmisores de mano y de cuerpo ULX-D. "Es la simplicidad del diseño, como enciendes y apagas los transmisores", aclaró Jason. Tenemos una gran variedad de usuarios, desde estudiantes hasta profesores, que pueden o no tener conocimientos técnicos. También nos agrada la posibilidad de quitar las baterías recargables planas y reemplazarlas por baterías alcalinas nuevas, y seguir operando sin interrupción. Nunca antes habíamos optado por un sistema recargable y queríamos contar con un plan de emergencia en caso de que a alguien se le olvide colocar de nuevo los transmisores en el cargador".

Al igual que muchos otros usuarios que utilizan sistemas inalámbricos en la actualidad, a Jason lo entristece despedirse de las viejas unidades. "Hemos tenido una larga relación con los micrófonos Shure en la Universidad. Los viejos sistemas ULX han prestado un buen servicio y nos resulta difícil descartarlos, ya que todavía funcionan. Han sido piezas de un equipo muy robusto y confiable a lo largo de muchos años de servicio".