COLEGIO AMERICANO DE GUATEMALA PRESENTANDO EVENTOS DE CALIDAD

Desde mediados de 2016 las presentaciones, las conferencias y todo tipo de actividades académicas, que se llevan a cabo en el auditorio principal del Colegio Americano de Guatemala, se convirtieron en eventos de factura y calidad internacional.

Se lleva a cabo una jornada importante en el Colegio Americano de Guatemala, ubicado en la capital del país centroamericano. La comunidad académica en pleno está reunida en el auditorio principal de la institución, presenciando una obra de teatro que algunos estudiantes llevan semanas preparando y ensayando.

Lamentablemente tanto esfuerzo creativo y dramático se ve opacado por la calidad del sistema de sonido que tiene instalado el recinto. No sólo quienes se ubican en las últimas filas escuchan menos, sino que además, cada tanto, un asistente —que bien puede ser otro estudiante o un profesor— interrumpe la presentación para transportar, de actor en actor, uno de los pocos micrófonos que hay en escena. La obra es todo un fracaso, pero se trabaja con lo que se tiene: un sistema de audio que hace más de cinco años fue descontinuado del mercado.

Lo anterior es cosa del pasado. En 2014 el personal del Colegio tomó la decisión de cambiar esta situación y, para ello, convocó a los profesionales de Aviitec, una compañía que nació de la necesidad que en su momento presentó la empresa Casa Instrumental (Distribuidor autorizado de Shure) —su casa matriz— de diversificar su negocio y extender sus servicios hacia mercados como el corporativo, el educativo y el sector gobierno.

En años anteriores Aviitec tocó las puertas de la institución académica en búsqueda de consolidar oportunidades de crecimiento mutuo. En principio, el colegio implementó con la compañía pequeños proyectos de tratamientos acústicos, hasta llegar, en 2014, al planteamiento de una iniciativa mayor que consistió en la renovación, la implementación y la integración de un sistema profesional de audio, video e iluminación, en su auditorio principal.

SOLUCIONES

La integración que se implementó en este recinto tuvo un período de planteamiento en el 2014, de diseño en el 2015 y de ejecución en el 2016 (se encuentra activa desde junio del 2016). El lugar tiene una capacidad aproximada de 500 personas y allí no solo confluye la comunidad educativa del Colegio Americano, sino además la de la Universidad del Valle, como parte del mismo grupo corporativo.

Con el objetivo de solucionar los problemas de sonido y obsolescencia del sistema previamente instalado en el auditorio, los profesionales de Aviitec se decantaron hacia el uso de microfonía Shure, específicamente la referencia ULX-D. “Se trata de una línea inalámbrica de muy alta calidad. Utilizamos diez receptores de cuatro canales ULXD4Q, que ofrece una máxima eficiencia de la señal RF en una sola unidad de rack y permite que múltiples canales de audio sean transmitidos y recibidos a través de un solo cable Ethernet. En total se dejaron cuarenta canales de micrófonos instalados: diez transmisores ULXD2/SM58 —una cápsula de micrófono de mano que ofrece más de doce horas de batería continua e incluye el sistema de Rango de Ganancia Patentado de Shure, lo que hace que no sea necesario realizar ajustes de ganancia— y treinta transmisores ULXD1 —un transmisor inalámbrico de aluminio, resistente y liviano que ofrece un desempeño de RF de primer nivel—. Todo el sistema está conectado en red y es operado por un par de antenas UA864US”, explica Julio Arenales, especialista de Producto y diseñador de sistemas en Aviitec.

Así mismo, se utilizaron veinticuatro micrófonos de diadema SM35-TQG, ideal para presentaciones en vivo con diseño de cuello de ganso flexible para permitir una colocación óptima y mejorar el aislamiento de las fuentes. Además, seis micrófonos de solapa MX185 KSM137, pequeños y discretos, del tamaño de un clip para papeles, y cuatro micrófonos colgantes, de direccionamiento frontal con un patrón polar cardiode, con filtro subsónico que elimina las reverberaciones de baja frecuencia causada por la vibración mecánica, ideales para coro ambientales. El proyecto incluyó cuarenta baterías recargables SB900, cinco cargadores para batería SBC800US, pantallas y luces teatrales. Todo automatizado.

El tema de conectar el sistema en red se debió principalmente a dos factores; el primero de ellos relacionado con la necesidad del cliente de tener total control sobre la instalación: todos los equipos se pueden manipular desde un iPad. El segundo factor fue la proyección de una segunda fase en la que se adaptará una consola de audio, pues la institución planea seguir creciendo e implementando tecnología de calidad en este recinto.

Por su parte, elegir la línea ULX-D obedeció principalmente a sus prestaciones de calidad y su compatibilidad con la filosofía de cuidado del medio ambiente en tanto que los equipos hacen uso de baterías recargables, que no sólo permiten ahorrar energía, sino que además disminuyen el impacto ambiental.

Según Víctor López, especialista de Producto y diseñador de sistemas en Aviitec, “uno de los atributos únicos de Shure, que ayudó bastante, fue el audio summing del ULX-D: teníamos limitada la cantidad de entradas de micrófono ya que se integró con una tecnología un poco antigua que ellos ya tenían en sus procesadores de audio, entonces se logró reducir el número de entradas físicas requeridas y, de esa forma, Shure nos ayudó a integrar la cantidad de canales requerida con un sistema de audio con el que ya contaban”.

Otras prestaciones de Shure que los profesionales consideraron de gran importancia en la instalación fueron la linealidad de la referencia ULX-D, lo que permite manejar muchos canales inalámbricos en un espacio reducido, y la facilidad que el sistema le da al personal que lo opera de controlar asuntos como el gasto de batería estado de la señal de radiofrecuencia (RF), la señal de audio, entre otros elementos.

RESULTADOS

La satisfacción del cliente, en este caso, se puede medir en su disponibilidad para continuar trabajando con Aviitec gracias a que la integración funcionó sin ningún problema. “Vemos el éxito en un tema estético y a partir de los comentarios de otras personas que asisten al auditorio. Sabemos que, hasta el momento, la integración ha dejado satisfecho al cliente pero también deseando más, porque se dio cuenta de que tiene un gran equipo tanto de audio como de video, y que puede expandir sus horizontes por las múltiples actividades que se llevan a cabo en el auditorio”, comenta Víctor López.