Equipos de primera para capacitar al gremio de la construcción

La solución de microfonía de Shure es discreta, intuitiva y de calidad, lo que ayudará a los asociados de la Cámara Argentina de la Construcción a sentirse más cómodos al participar en entrenamientos.

Con delegaciones en casi todas las provincias del país, 18 sedes y más de 1.300 empresas socias activas, la Cámara Argentina de la Construcción (CAMARCO) es la mayor agremiación de empresas del sector constructor en ese país.

Además de prestar servicios de representación gremial, proyección federal, diseño de trabajos técnicos y disponibilidad de información sectorial, esta entidad ofrece la más completa agenda de cursos de capacitación para la industria de la construcción, en sus modalidades presencial y online, de tal manera que contar con salas de videoconferencia de óptima calidad de audio y video se convirtió en un tema prioritario para la organización, tal como menciona Marcela Méndez, directora de Marketing de Viditec.

“Este proyecto, denominado Espacio Virtual, fue una gran instalación de sistemas de videoconferencia en la sede de capital y en cinco sedes más. El gran problema que se tenía en la sala de capacitaciones de la sede principal era que la solución, que era de otra marca, estaba colgada del techo, por lo que no sólo no cubría las necesidades técnicas de audio que se requiere para tareas como esta, sino que además no ofrecía un uso cómodo para los usuarios, pues al intervenir debía dirigir su voz hacia el micrófono haciendo que tuvieran que levantar la cabeza hacia el techo”, explica Carolina León Remis, gerente de cuenta de la empresa argentina Viditec.

Con más de 30 años de experiencia en broadcasting, especializada en audio y video profesional, Viditec S.A. fue la empresa encargada de diseñar, integrar e implementar la solución para la Cámara Argentina de la Construcción.

En opinión de Carolina León, uno de los principales desafíos de este proyecto tiene que ver con el perfil del usuario que utiliza la sala. “Se trata de una gama muy variada de personas que, en su mayoría, no tienen un manejo profesional de la oratoria o de los equipos técnicos. Por esta razón, se intimidan ante un micrófono. Entonces, necesitábamos una solución que le diera al cliente la posibilidad de que cualquier concurrente que estuviera en la sala se escuchara con calidad y no se sintiera intimidado”.

La calidad de audio, el manejo sencillo e intuitivo, la presentación discreta y desapercibida, y poco cableado, fueron los principales requerimientos de CAMARCO a Viditec.

SOLUCIONES

La compañía instaladora decidió integrar un sistema de videoconferencia multipunto, que tiene la capacidad de conectar seis puntos en HD de forma simultánea, con cinco monitores profesionales que van ubicados en la parte posterior de la sala y desde allí es posible comunicarse con diferentes sedes en el país. Tanto la sala principal como las salas de las demás sedes, en total son 18 puestos de videoconferencia, cuentan con el equipamiento completo de videoconferencia, un sistema de microfonía (micrófono propietario y extensiones de microfonía), un proyector, una pantalla, un sistema de reproducción de audio, switches de conmutación de señal y distintos tipos de cableado: desde VGA, pasando por analógico hasta digital.

“Elegimos los transmisores de superficie MXW6/O de Shure, que son muy pequeños, casi imperceptibles y mejoran la experiencia del usuario sustancialmente, casi que se olvida de que el equipo está allí. Probamos que instalando un micrófono por cada dos participantes era suficiente. El proceso fue muy sencillo: hicimos un relevamiento, luego una demostración y todo funcionó perfectamente. El sistema de audio funciona de un modo muy transparente, es tan simple como conectarlo, hacer push y se enciende. Esto, creo, es algo que nos impactó tanto a nosotros como al cliente. No esperábamos que fuera tan sencillo”, asegura Carolina León.

La representante detalló que para responder a los desafíos planteados por el cliente, la compañía optó por instalar ocho transmisores MXW6/O, caracterizados por ser dispositivos de bajo perfil que permiten una ubicación flexible en cualquier superficie frente a uno o varios oradores. Acompañando los transmisores está un transmisor/receptor de punto de acceso MXWAPT8, también de bajo perfil y que mantiene la conexión bidireccional de datos y audio; este dispositivo se conecta a la red con facilidad y puede ser montado tanto en la pared como en el techo.

Otros equipos que hacen parte del sistema de audio son una estación de carga en red MXWNCS8, equipo versátil que incluye puertos USB compatibles con cualquier micrófono de la serie Microflex y que también suministra monitoreo remoto del estado de la batería gracias al software de control. Finalmente, el sistema es complementado por un mezclador automático digital de ocho canales SCM820, que ofrece características como tecnología Intellimix, conectividad optimizada I/O, control flexible y trabajo en red.

RESULTADOS

La instalación se realizó hace aproximadamente seis meses y la respuesta que ha obtenido la compañía por parte de la Cámara Argentina de la Construcción es satisfactoria. Según la representante de Viditec, “si bien llevamos mucho tiempo trabajando con Shure, el mayor desafío fue que nosotros no conocíamos este sistema en particular, nunca lo habíamos instalado. Sin embargo, en la actualidad el sistema de audio implementado continúa prestando su servicio con efectividad y calidad. Nosotros no hemos tenido ni siquiera un llamado, una queja o una duda sobre el funcionamiento del equipo. Cuando entregamos la sala se hizo con una breve capacitación, fue corta porque el equipo no necesitaba más que una corta instrucción. No hemos tenido ningún llamado del usuario para pedirnos auxilio porque no enciende, porque no funciona, no conecta o no sabe. El usuario no tiene que hacer nada, nosotros dejamos una instalación preparada y él solo tiene que sacar el micrófono de su base, ponerlo en la mesa, hacer push en el botón que corresponde, y el sistema está funcionando”.